Retardar la propagación del fuego en un edifico, así como del humo y los gases tóxicos, puede suponer una enorme diferencia entre lamentar daños personales y materiales o no. Por ello es tan importante utilizar soluciones de protección pasiva y aislamiento térmico, ya que, si el fuego se puede aislar en una única estancia, será más sencillo atajarlo y, por lo tanto, evitar males mayores.

El fuego es tan enemigo de la vida como aliado de la humanidad. Cuando se produce un fuego en un edificio es importante que las llamas no se propaguen por todo el inmueble o incluso a otros edificios, poniendo en peligro a las personas que vivan o trabaje en el interior y dañando seriamente la construcción.

Para retardar la propagación del fuego, desde Control Ignífugo planteamos una serie de soluciones especializadas en los referente a la protección pasiva contra incendios. Nuestro objetivo es la seguridad de las personas y por ello trabajamos desde el asesoramiento técnico hasta la instalación y/o aplicación de los productos aislantes con la mayor de las garantías y profesionalidad.

Soluciones

Las soluciones para retardar la propagación del fuego en el interior de un edificio se especifican en las próximas líneas:

-Pintura intumescente: Al provocarse un incendio, la pintura intumescente entra en contacto con el fuego, se hincha y se carboniza, creando una barrera que funciona como aislante y protege la estructura. Esta capa o barrera se crea gracias a una secuencia de reacciones químicas relacionadas con la exposición a altas temperaturas. La pintura intumescente está compuesta a partir de resinas de acetato de polivinilo y ligantes para proteger frente a la acción del fuego

-Paneles de silicato: Se aplica en pilares y vigas, es decir, en elementos cuya función sea el soporte estructural de la construcción. Sus prestaciones no se degradan con el tiempo, pero si absorbe agua su resistencia puede disminuir en cierta medida. No obstante, se recupera cuando se seca.

-Mortero de vermiculita: Se trata de un producto inyectable orientado fundamentalmente a ser aplicado en el interior de los inmuebles. Es un producto natural que no reviste daño para la salud.

-Sistemas de sellado: Los pasos de instalaciones son zonas peligrosas en cuanto a la propagación de incendios ya que las llamas pueden extender rápidamente a través de las mismas. Los sistemas de sellado son la medida más eficaz para evitar la transmisión de humo y llamas por la construcción en la que se haya declarado el incendio.

¿Habéis probado alguna de las soluciones antes expuestas para retardar la propagación del fuego?, ¿cómo fue la experiencia?