El poliuretano es un material orgánico, por tanto combustible. Si bien es seguro en caso de incendio cuando forma parte de las soluciones constructivas que cumplen con la normativa vigente . En función del tipo de producto y el riesgo al que se vaya a exponer, la clasificación variará entre las Euroclases entre F y B-s1d0, de acuerdo a los requerimientos contemplados en el CTE DB-SI.

Según los ensayos realizados, el poliuretano no contribuye a la propagación de la llama, contando por ello con los necesarios certificados de reacción al fuego. Además, los humos que genera tienen un nivel de toxicidad parecido a los de otros materiales naturales como el algodón, el corcho o la madera. A esto hay que añadir que en ningún ensayo se produjo goteo, como ocurre con otros plásticos.

El poliuretano, una solución constructiva segura
En el ensayo de resistencia al fuego de una cubierta a dos aguas aislada con planchas de poliuretano, se comprobó que la estructura de la cubierta lograba la clasificación REI 45. Esto significa que el comportamiento de este elemento con paneles de poliuretano es igual o mejor que aquellos que presentan otro tipo de aislante.

Por otro lado, en el ensayo de fuego en fachada con aislamiento térmico de poliuretano por el exterior (SATE), no se produjo propagación adicional de la llama por parte de la propia espuma rígida de poliuretano, apagándose todas las llamas por autoextinción. Asimismo, las planchas de poliuretano en fachadas ventiladas pueden ser usadas sin limitación alguna, si bien en aquellas de más de 18 metros de altura es necesario proteger la espuma.

Poliuretano proyectado
Lo mismo sucede con el poliuretano proyectado en fachadas ventiladas. Cuando el arranque de la fachada sea accesible al público, el material aislante deberá protegerse hasta los 3.5 metros de altura. En fachadas de más de 18 metros, además, habrá que proteger el poliuretano proyectado con un enfoscado de 1,5 cm de cemento. Así la fachada logrará una reacción al fuego de B-s1,d0. En general, la clasificación de reacción al fuego del poliuretano proyectado desnudo va desde C-s3,d0 hasta E. Mientras que en aplicación final de uso va desde B-s1,d0 hasta B-s3,d0.

Paneles de poliuretano
Con el ensayo de resistencia al fuego de paneles de madera con poliuretano (PIR) y lana mineral se comprobó que el poliuretano da respuesta ante el fuego similar a la lana mineral. Todo ello en las mismas condiciones, pero con un 60% del espesor de aislamiento gracias a su menor conductividad térmica.

Por su parte, desde agosto de 2015, los paneles sándwich con una euroclase distinta a F deberán disponer de un núcleo aislante que tenga, como mínimo, una euroclase E. Este cambio redunda en una mejora de las prestaciones del producto. Pero no hay que perder de vista que el espesor y calidad de las chapas de acero, el diseño de las juntas y el sistema de instalación y montaje serán clave para el desempeño de la aplicación en caso de incendio.

Poliuretano inyectado
En cuanto al poliuretano inyectado, al estar instalado tras la tabiquería, no afecta a la seguridad contra incendios del edificio.

Con estos estudios se rebate el mito según el cual el poliuretano provoca incendios, por lo que no es más peligroso en caso de fuego que otros materiales constructivos.

Fuente: aislaconpoliuretano