Los elementos de protección pasiva contra incendios, como ya conocemos, son todas aquellas piezas diseñadas, producidas e instaladas de forma permanente dentro de cualquier volumen arquitectónico y que no actúan directamente sobre el foco del potencial de peligro: el fuego, sino que desarrollan labores de compartimentación y sectorización, tanto horizontal como vertical. Estas piezas están enfocadas a generar espacios estancos llamados sectores de incendio. Dichos sectores tienen como principal misión reducir la incidencia del fuego en estas zonas permitiendo la evacuación a través de pasillos seguros y concediendo un tiempo vitalmente necesario para la llegada de los efectivos especializados en extinción. El éxito de estas 2 acciones depende, en gran medida, de la calidad y grado de resistencia al fuego de todos los elementos que componen estos sectores: tuberías, cables, suelos, forjados, puertas cortafuego, elementos decorativos, pinturas, barnices, placas, paneles, etc. ya que,

Origen: Protección pasiva contra Incendios | Portal de la Seguridad